Atrocidad tras atrocidad, van cavando su própia tumba. Las Sociedades de Gestión, por lo visto, son todas iguales. Sin importar en el país en el que estén. Y para muestra, un botón. ¿Cómo en nombre del "copyright", se le puede pedir dinero a una biblioteca por leerles cuentos a los niños? ¿Pero nos hemos vuelto locos, tontos o la ambición por tener mas y mas dinero impide ver lo ridículo y estúpido de según que acciones?. Esto me recuerda aquel caso en el que la Sociedad de Gestión autóctona, se fué a reclamar su "parte" en ese concierto benéfico montado para conseguir fondos para una operación quirúrgica de un infante. Ellos son así.
La del control por la cultura y las comunicaciones es a todas luces una guerra que, de perderse, tendrá como víctimas la libertad individual y el avance de la Humanidad. Aunque tal y como yo lo veo, por mucho que estén apretando ahora con aplicaciones de leyes draconianas y aplicando procedimientos de dudosa legalidad (jurídica y moral), podemos hacer una lectura en positivo: estas son las embestidas de una béstia que está herida. Les estamos haciendo daño. Cada vez mas. 
 


Comments




Leave a Reply