No todo iban a ser malas notícias. Pese a que la ley Lleras amenaza con cepillarse el acceso a contenidos en Colombia, también hay cosas positivas: RapidShare ha sido declarado legal en el país teutón. Algo es algo. Además, a timofónica le han metido un multazo de 151 millones de euros. Por fulleros. Ahora, a ver con que cara meten anuncios de esos de "sé legal". Y la guinda del pastel: con un poco de suerte, el ACTA, sigue el camino de la SOPA. ¿Nos quedará algo de sentido común p´a decirles a los yankees que ese invento se lo metan por donde maduran los pepinos?

Pero no es de eso, de lo que trata ésta entrada. Aquí quiero dejar un par o tres de enlaces a cosas que me han llamado la atención.

La primera es una aplicación web que hace las funciones de editor gráfico. Pero no a lo cutre, no.. Es mejor que algunas de las aplicaciones de escritório que tenemos instaladas en nuestras máquinas. Se llama Picozu y es una auténtica delícia. 

La segunda y la tercera, están relacionadas y llegan de la mano del Gran Hermano. Se trata de dos lenguajes de programación que no conocía y que quiero dejar aquí, a modo de recordatório.
 El primero de ellos se llama Dart y es un lenguaje de programación para aplicaciones web. Tiene web en la lengua de Cervantes, con comunidad de desarrolladores.
El segundo es Go, y por lo que me ha parecido entender, viene a ser un refrito de C y un par de lenguajes más. Mas enfocado quizás al software que Dart. No lo sé, con el tiempo, habrá que darle un vistazo.


 


Comments




Leave a Reply