Que la publicidad es algo que molesta, es indiscutible. Que para hacerla llegar al internauta se ponen en práctica métodos de dudosa y reprobable legalidad es evidente. Pero como toda moneda, tiene dos caras. Hay gente que vive gracias a ella. La gente de MakeUseOf es un buen ejemplo de ello.
 
Se quejan en uno de sus artículos de que los bloqueadores de publicidad -eternos aliados de los internautas- estan acabando con su medio de subsistencia. Van incluso un poco mas allá. Afirman que están acabando con el Internet que conocemos a día de hoy. Eso no solo es falso, si no que además, es mentira. Lo que está acabando con el Internet que todos conocemos, es el "copyright", la clausura de sitios de intercambios culturales y las leyes hechas para afianzar el poder de corporaciones de todo tipo (ojo, que en ACTA también están las farmacéuticas y van a por los medicamentos genéricos, alegando que son "cópias ilegales" de sus fármacos. Flípala con la que pueden liar en paises en vías de desarrollo. Si no tienen dinero p´a pagar medicinas genéricas, a lo mejor les llega p´a pagar las de marca. Claro que si. La salud y la cultura a merced del capital. Olé.) 

Alguien debería de decirles a estos señores que si la publicidad fuese algo bueno, a ellos no les darían dinero por ubicarla en su website. Es mas, Internet fué usada en sus inicios como método de intercambio de información entre universidades. Sin publicidad, obviamente. El problema vino cuando alguien quiso sacarle beneficio económico al invento. 

Gracias a su magnífico artículo, en el que denuncian el uso de tres maravillas (AdBlock-Plus, NoScript y Ghostery), he blindado mi navegador Firefox y, de paso, he hecho mi navegación por la red ya no mas placentera, si no además, mas segura. Me molesta en gran manera que se me vigile; que se me espíe, observe y acose como si fuera un roedor en un laberinto de un laboratorio. Y lo siento si las empresas dejan de ganar unos céntimos por mi osadía, pero mi privacidad es mía. Y vender algo mío sin mi consentimiento, señores, eso sí que es robar.

No puedo sinó dar gracias a esta gente por abrirme los ojos. Hay un antes y un después de instalar en mi Firefox lo que ellos llaman "Trifecta of Evil". Y si alguien no me cree, basta con probarlo. 

Por todo ello, gracias, MakeUseOf.
 
 
Y no a mejor, precisamente. Que hay una guerra cuya munición son bits, bytes e impulsos eléctricos, es algo que cualquier navegante sabe. Pero hasta hoy, era una guerra mas o menos encubierta en la que ambos bandos jugaban sus papeles en igualdad de condiciones. Esta mañana álguien ha soltado una bomba atómica. Un misil directo a la línea de flotación de la libertad de expresión y del derecho ciudadano
Y no ha sido en europa el único sitio. En el otro lado del charco han ido un poco mas allá. Lo que aquí es sólo una propuesta, allí, en México, es una realidad. El gobierno mejicano ha decidido que las operadoras deberan, por ley, facilitarle datos de los usuarios: hábitos, usos, costumbres.. 
Cuanta razón tenía Orwell. 1984 ya está aquí. Treinta años más tarde de lo que el hombre predijo, eso sí, pero ya está aquí.
 
 
Los ataques al usuario de internet, son una constante a día de hoy. Las vulneraciones a nuestra privacidad son algo tan habitual que ya ni nos damos cuenta de ellas. Y aquí es donde entra en juego Collusion, para Firefox (lo siento, G.(oogle) fanboys, teneis lo que os mereceis.).  Se trata de un add-on que nos muestra a tiempo real quien está recabando información sobre nosotros y nuestros hábitos de navegación, y como esta información va pasando y dando vueltas de una corporación a otra; de unos ojos a otros. 


Para quienes quieran evitar este ciber-acoso (pues bajo mi punto de vista, no tiene otro nombre), existen soluciones como Ghostery, un software que nos permite bloquear esa práctica de dudosa legalidad.