No todo iban a ser malas notícias. Pese a que la ley Lleras amenaza con cepillarse el acceso a contenidos en Colombia, también hay cosas positivas: RapidShare ha sido declarado legal en el país teutón. Algo es algo. Además, a timofónica le han metido un multazo de 151 millones de euros. Por fulleros. Ahora, a ver con que cara meten anuncios de esos de "sé legal". Y la guinda del pastel: con un poco de suerte, el ACTA, sigue el camino de la SOPA. ¿Nos quedará algo de sentido común p´a decirles a los yankees que ese invento se lo metan por donde maduran los pepinos?

Pero no es de eso, de lo que trata ésta entrada. Aquí quiero dejar un par o tres de enlaces a cosas que me han llamado la atención.

La primera es una aplicación web que hace las funciones de editor gráfico. Pero no a lo cutre, no.. Es mejor que algunas de las aplicaciones de escritório que tenemos instaladas en nuestras máquinas. Se llama Picozu y es una auténtica delícia. 

La segunda y la tercera, están relacionadas y llegan de la mano del Gran Hermano. Se trata de dos lenguajes de programación que no conocía y que quiero dejar aquí, a modo de recordatório.
 El primero de ellos se llama Dart y es un lenguaje de programación para aplicaciones web. Tiene web en la lengua de Cervantes, con comunidad de desarrolladores.
El segundo es Go, y por lo que me ha parecido entender, viene a ser un refrito de C y un par de lenguajes más. Mas enfocado quizás al software que Dart. No lo sé, con el tiempo, habrá que darle un vistazo.


 
 
Hace días que no publico nada. Y no es porque no ocurran cosas, la verdad. Ayer mismo, sin ir mas lejos, otro intento de amordazar voces libres y críticas. Alguien debería decirles a estos tiparracos que usar el sistema judicial como arma arrojadiza está feo. Muy feo. 

Y la cosa no termina aquí. Está calentita alrededor de todo el globo. Aquí, en el viejo continente, nos jugamos el todo por el todo esta misma semana, si no se salen con la suya los trileros pagados desde la tierra de Mickey Mouse. Pero a estas alturas, creo que todos sabemos ya "donde está la pelotita". Y en el otro lado del charco, mas de lo mismo. Y al mismo precio, oiga.

Y es que están a 0,2 de llamar terroristas a los internautas. Que con la tontería, buscan pisotear derechos fundamentales que tenemos los ciudadanos: la libertad de expresión y nuestra privacidad. Aunque sea poniendo como excusa que quieren protejernos. Ni que sea de virus y malware. El tema es hurgar en nuestras vidas. Controlar nuestras actividades.

La ambición no tiene límites. El afan por controlar la cultura es algo que roza la línea de la pornografía. Desde dentro, quiero decir. Porque lo que es cruzarla, está claro que la han cruzado. Desde las peticiones de recabar IPs de usuarios P2P para cerrarles la conexión a internet y poder demandarles a gusto por el grave delito de hacer circular gratuítamente conocimientos a pedir indemnizaciones por copiar obras de autores que ni siquiera representan.

Control de la cultura, dinero y poder. Mal vamos por ese camino.
 
 
Para variar, hoy he visto algo interesante en MakeUseOf, el sítio aquel tan chulo que nos advirtió lo que teníamos que hacer para mejorar la experiencia de surfear la web. Ese artículo fué imperdible, y creo que no soy el único que le ha dado buen uso.

Esta vez, nos acompañan hasta http://onlinewebtool.com/, un sitio en el que puedes encontrar casi una quincena de herramientas para facilitarle la vida al webmaster.

Una web chula, que añado a la sección de enlaces y que inagura categoría.
 
 
Que a G. le den de su própia medicina, no tiene precio. Y que les indiquen claramente por donde se pueden meter su "mastercard", ya ni te cuento. Y eso es precisamente lo que han hecho los que descubrieron "exploits de dia cero" en su cliente web. Me viene a la cabeza aquello de ".. quien a hierro mata,  a hierro termina". 

Y eso, la misma mañana en anuncian que Pirate Bay planea dar servicio vía satélite. Que grandes. ¿El siguiente paso cual va a ser? ¿Una red de telecomunicaciones fuera de control gubernamental? Madre mía, que caliz mas interesante esta tomando este asunto.

Ahí sí metía yo cinco eurillos, mira. 
 
 
Hace días que se viene hablando en la red del "expediente Cuevana", una web de enlaces argentina. Y ya no por ser una web de, agárrate los machos, enlaces, sino por el circo judicial que se ha montado alrededor de ella. Y digo circo porque hasta la fecha sólo ahí podía encontrarse uno con semejante cúmulo de payasadas y despropósitos. Pero la realidad supera la ficción. 

Por mi parte, nada mas que añadir. Solo que, en solidaridad, no voy a volver a pisar jamás una sala de cine.
 
 
Hoy abro el lector de feeds, después de tenerlo inactivo todo el fin de semana. La primera, en la frente: los yankees monitorizan 20.000.000.000.000.000 de comunicaciones en internet. Vamos, que tienen una cópia en formato digital de lo que dice todo el mundo en todo momento. Una razón mas para dejar de usar segun que servicios y darse de baja de según que redes. Y mas si pasan por yankeelandia. Coño, que almenos Tuenti pertenece al Estado Español y aquí, de momento, está prohibido hurgar en las comunicaciones. Algo bueno teníamos que tener en Espanishtán. 

La siguiente notícia está relacionada con Alemania. Ahí, lo que viene a ser su SGAE (que ha conseguido cerrar el GrooveShark de ahí) y un par de editoras de libros, han conseguido que sus obras no puedan ser subidas a los servidores de RapidShare. Una idea de pocas luces, si tenemos en cuenta que hace apenas una semana, la gente de Sony se quejaba de no tener preséncia en el YouTube del país teutón. ¿En qué quedamos? ¿Quieren estar en las redes o no? ¿Quieren que estar en primera línea o quieren que no se conozcan sus obras? Si es que no se aclaran ni ellos, por favor.

Yo, por mi cuenta, voy a compartir los contenidos de mi disco duro de seguridad con toda la gente que pueda de mi alrededor. Físicamente, sin emplear la red de redes. El conocimiento tiene que ser libre y ése va a ser mi pequeña aportación. Mi granito de arena.
 
 
Cada día que pasa lo tengo mas claro. Internet expresa la voluntad de las personas. Nuestras opiniones, nuestros puntos de vista, nuestras verdades, nuestras ideas.. Y eso convierte a la red de redes en algo peligroso. Algo que los gobiernos tienen que controlar si quieren seguir teniendo al pueblo aborregado y sometido al yugo de los intereses económicos de corporaciones y estados. Las libertades individuales son algo que hay que suprimir a toda costa si se quiere mantener el actual sistema. 

Dentro del control de internet, juegan un papel muy importante las redes sociales. Émulas de nuestra sociedad y reflejo de nuestra persona. En ellas hablamos, comentamos e intercambiamos ideas. El problema es que de esas conversaciones, queda constáncia escrita y cualquier gobierno, puede buscarnos las cosquillas hurgando en nuestra cuenta de Facebook, Twitter o Google+. No se yo hasta que punto es, a estos niveles, conveniente el uso de estas redes. Demasiado fácil husmear en ellas. 

Las redes sociales han pasado de ser una herramienta de ocio a una herramienta de control. Eso, lo tienen muy claro los chicos de SABAM o los mismos de Google. Los primeros, los chupasangres belgas que pretenden cobrar dinero a las bibliotecas en concepto de derechos de autor porque leen cuentos a los niños, pretendían hurgar en las entrañas de Netlog para encontrar intercambios de contenidos con copyright para bloquearlos y, es suposición mía, poder denunciar al responsable del intercambio. Los segundos, los propietarios e impulsores de la máquina de espionaje definitiva, con sus cambios en su política de privacidad, cada vez mas descarados y mas intrusivos. Que la empresa del buscador estaba dando un giro hacia la recavación de los datos de los usuarios, era evidente. Y si no, ¿a qué contratar a la ex-directora de DARPA? ¡Por Dios! ¡Que se trata de una agencia del Departamento de Defensa de Estados Unidos responsable del desarrollo de nuevas tecnologías para uso militar! Esta gente, los del buscador, han incorporado a sus filas.. ¡a la directora de la empresa que desarrolló el mismísimo Internet! Si es que.. lo evidente  se ha hecho palpable.
 
 
Atrocidad tras atrocidad, van cavando su própia tumba. Las Sociedades de Gestión, por lo visto, son todas iguales. Sin importar en el país en el que estén. Y para muestra, un botón. ¿Cómo en nombre del "copyright", se le puede pedir dinero a una biblioteca por leerles cuentos a los niños? ¿Pero nos hemos vuelto locos, tontos o la ambición por tener mas y mas dinero impide ver lo ridículo y estúpido de según que acciones?. Esto me recuerda aquel caso en el que la Sociedad de Gestión autóctona, se fué a reclamar su "parte" en ese concierto benéfico montado para conseguir fondos para una operación quirúrgica de un infante. Ellos son así.
La del control por la cultura y las comunicaciones es a todas luces una guerra que, de perderse, tendrá como víctimas la libertad individual y el avance de la Humanidad. Aunque tal y como yo lo veo, por mucho que estén apretando ahora con aplicaciones de leyes draconianas y aplicando procedimientos de dudosa legalidad (jurídica y moral), podemos hacer una lectura en positivo: estas son las embestidas de una béstia que está herida. Les estamos haciendo daño. Cada vez mas. 
 
 
Son muchas las voces que se alzan en contra de las empresas que se benefician con los trabajos de otros. Sociedades gestoras, discográficas.. Pero las voces que mas gusta escuchar son las de los própios autores, condenando una indústria caduca que ni evoluciona ni muere y que como el perro del hortelano, ni come ni deja comer.

Ya veremos en que acaba todo esto.
 
 
Que la publicidad es algo que molesta, es indiscutible. Que para hacerla llegar al internauta se ponen en práctica métodos de dudosa y reprobable legalidad es evidente. Pero como toda moneda, tiene dos caras. Hay gente que vive gracias a ella. La gente de MakeUseOf es un buen ejemplo de ello.
 
Se quejan en uno de sus artículos de que los bloqueadores de publicidad -eternos aliados de los internautas- estan acabando con su medio de subsistencia. Van incluso un poco mas allá. Afirman que están acabando con el Internet que conocemos a día de hoy. Eso no solo es falso, si no que además, es mentira. Lo que está acabando con el Internet que todos conocemos, es el "copyright", la clausura de sitios de intercambios culturales y las leyes hechas para afianzar el poder de corporaciones de todo tipo (ojo, que en ACTA también están las farmacéuticas y van a por los medicamentos genéricos, alegando que son "cópias ilegales" de sus fármacos. Flípala con la que pueden liar en paises en vías de desarrollo. Si no tienen dinero p´a pagar medicinas genéricas, a lo mejor les llega p´a pagar las de marca. Claro que si. La salud y la cultura a merced del capital. Olé.) 

Alguien debería de decirles a estos señores que si la publicidad fuese algo bueno, a ellos no les darían dinero por ubicarla en su website. Es mas, Internet fué usada en sus inicios como método de intercambio de información entre universidades. Sin publicidad, obviamente. El problema vino cuando alguien quiso sacarle beneficio económico al invento. 

Gracias a su magnífico artículo, en el que denuncian el uso de tres maravillas (AdBlock-Plus, NoScript y Ghostery), he blindado mi navegador Firefox y, de paso, he hecho mi navegación por la red ya no mas placentera, si no además, mas segura. Me molesta en gran manera que se me vigile; que se me espíe, observe y acose como si fuera un roedor en un laberinto de un laboratorio. Y lo siento si las empresas dejan de ganar unos céntimos por mi osadía, pero mi privacidad es mía. Y vender algo mío sin mi consentimiento, señores, eso sí que es robar.

No puedo sinó dar gracias a esta gente por abrirme los ojos. Hay un antes y un después de instalar en mi Firefox lo que ellos llaman "Trifecta of Evil". Y si alguien no me cree, basta con probarlo. 

Por todo ello, gracias, MakeUseOf.